investiga tu mercado en 6 pasos | Agenciativos

Investiga tu mercado en 6 pasos

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Realiza una investigación de mercado en 6 pasos sin morir en el intento, En el post anterior Lo que debes saber sobre la investigacion de mercado  comentamos sobre la investigación de mercado. La definimos como  la herramienta que te permite recoger los datos más importantes sobre los problemas del sector en el que quieres trabajar, para registrarlos, analizarlos y dar con la solución que va a aportar tu producto.

También dejamos en claro que el mejor momento para hacerla es antes de lanzar tu producto al mercado y cuando tu producto ya esté a la luz pública, porque esto te va a permitir saber qué mejorar y qué debes seguir haciendo. Y te explicamos que en realidad lo que más vas a invertir en una es tiempo y dedicación, al final el dinero será mínimo.

El día de hoy vamos a explicar las etapas, o pasos, de la investigación de mercado para que al terminar de leer tengas las ideas claras y puedas salir a tu campo de estudio a recoger la información que necesitas para sacar tu producto al mercado con mayores posibilidades de tener éxito. Así que, sin más preámbulos, comencemos.

Es lo principal, ya que este paso es el que va a definir el rumbo de tu investigación. Debes identificar qué es lo que quieres saber y luego realizarte preguntas concretas referente al tema, como por ejemplo, quienes serán tus clientes, tu producto o servicio logrará funcionar en el mercado, quienes son tus competidores, entre otras dudas que surjan al momento.

  • Plantear el objetivo

en esta etapa le damos respuestas a nuestras preguntas con acciones. Es el momento para que (siguiendo el ejemplo de las preguntas anteriores), elijas a qué parte del mercado vas a dirigir tu producto, identifiques si el producto o servicio podrá mantenerse en el mercado (no puedes dejar que  la emoción por emprender, ni las dudas que vienen con ello, nublen tu juicio), y definas quién será tu competencia directa (no se trata de buscar enemigos, sino de saber contra quien compites en la batalla de ganar clientes, y de quienes puedes aprender).

  • Definir un grupo de estudio

sabemos que quieres que todo el país, o todo el continente (por no decir que todo el mundo), usara tu producto, pero esto es casi imposible y más aún cuando apenas estás iniciando con el proceso de emprendimiento. Lo ideal es que te enfoques en un solo grupo al cual dirigir lo que ofreces y puedas considerar su tamaño (cuántas personas lo conforman), su ubicación, sus hábitos, su nivel económico, sus gustos, entre otras cosas que aporten la información necesaria para generar ideas sobre cómo hacerles llegar lo que ofreces sin que te ignoren o salgan corriendo

  • Elegir las fuentes de información

Ahora que sabes a quién quieres dirigir tu producto y qué es lo que necesitas saber de ellos, entonces debes pensar en cuál fuente te va a dar la información exacta que te hace falta. Te recomendamos ir al campo de estudio (información primaria), y realizar entrevistas o encuestas a clientes o especialistas. Jugar al espía y visitar a tu competencia directa para saber dónde están ubicados, si el lugar es estratégico, cómo ofrecen el producto, cuánto cuesta, etc. También puedes mostrarle la idea, el producto o el servicio a un grupo pequeño de clientes potenciales; luego hazle preguntas claves, escribe o graba sus respuestas para luego analizarlas. Y para complementar toda la información, puedes usar fuentes de información secundarias como el internet, revistas, libros, entre otros.

  • Analizar la información

Para este punto ya tienes suficiente información, ahora sólo debes organizar las preguntas y respuestas en gráficas, luego compararlo todo en tablas que te brinden porcentajes estadísticos y anotar los comentarios o reacciones más interesantes y analizarlo todo.

  • Sacar conclusiones

Del paso anterior tendrás los datos necesarios para responder  los objetivos que te planteaste al inicio y que guiaron el camino de tu investigación. Ahora, al ver cómo reaccionaría la gente frente a tu producto, preguntate si vale la pena seguir adelante con ello, si cambiarías o mejorarías algo y cómo lo harías, o cualquier otra duda que debas responder para decidir qué hacer.

Como ves, no es tan complicado realizar tu propia investigación de mercado; al contrario, es super fácil, sólo debes tomarte un tiempo para hacerla pues, insistimos, es lo mejor que puedes hacer para prevenir el fracaso en tu emprendimiento. Tal vez al principio tengas muchas dudas sobre cómo avanzar de una etapa a otra, pero no te preocupes, el Team Agenciativos siempre estará a tu orden para ayudarte a aclararlas todas; sólo debes escribirnos. Estamos para servirte.

Comparte con tus amigos si te gustó
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete al canal de Youtube
Suscríbete al Blog

También te puede interesar...

¿Cómo podemos ayudarte?

Cuentanos un poco acerca de lo que necesitas y te responderemos a la brevedad