como-crear-una-estrategia-para-tus-redes-sociales

Cómo crear una Estrategia para tus redes sociales

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

En publicaciones anteriores hemos resaltado que es muy importante que las marcas cuenten con presencia en la web (websites), y con perfiles en las redes sociales, ya que esto ayuda a aumentar las ventas, generar confianza, facilita el proceso de interacción con los clientes, permite tener un mayor alcance, entre otros beneficios.

Pero no es tan sencillo como parece; no es que se va a crear una cuenta en instagram (por ejemplo), van a montar memes de las Kardashians y eso impulsará tu marca en internet.

Definitivamente no funciona de esa manera.

Sin embargo, hay muchas emprendedores que desconocen que para posicionar su proyecto a través del internet necesitan crear una estrategia para ello.

Si tu eres uno de ellos, prepárate para dejar de serlo, porque hoy hablaremos de cómo crear una.

Lo primero que debes saber es que una Estrategia Social Media son los pasos que se deben dar para que una marca alcance sus objetivos de marketing en las redes sociales y se resuelvan los problemas o limitaciones que se presenten.

Aclarado el concepto podemos comenzar a definir cada paso para crear una estrategia exitosa.

Conoce la marca

Esto es lo básico. Si no tienes una idea clara del concepto de la empresa, lo más seguro es que comiences a subir contenido que no tenga que ver directamente con lo que ofrecen, o saturen a la audiencia sólo con post de ventas.

Para conocer dónde estás parado (seas un community manager contratado o el representante de la marca),  es fundamental tener presente las fortalezas y debilidades de la empresa, de los servicios y de los productos.

Al tener todo esto en orden, será más sencillo definir qué es lo que conviene publicar y que no.

Define qué es lo que necesitan y a dónde quieren llegar

Un error común es no preguntar esto. Imagina que tienes un dolor en el abdomen y vas al médico. Cuando llegas al lugar él, sin preguntarte que sientes o examinarte, decide que necesitas una cirugía cerebral. Una locura ¿cierto?.

Así como el doctor Matalosano somos nosotros cuando queremos manejar una marca en internet sin saber cuál es el problema que tienen, qué necesitan y a dónde quieren llegar.  

Estudiar a la “competencia”

No es que vas copiar lo que ellos hacen. La idea con esto es que puedas ver qué les funciona y que no para que, en base a eso, planifiques algo más original para tu cuenta.

Sin embargo, esto no significa que si a ellos no les funcionó algo a ti tampoco te dará buenos resultados; tal vez ellos fallaron en un punto y tu, al corregirlo, le saques ventaja.

Todo es cuestión de estudiar y hacer una prueba. Si funciona, excelente, si no da una buena respuesta, entonces se estudia el por qué y nos cuidamos de cometer el mismo error en el futuro.

Conoce la audiencia

¿Serías capaz de explicarle a tu abuelita qué es el internet de la misma manera en la que se lo explicarías a un chico de 15 años? Supongo que no. Con uno de los dos tendrás que usar un lenguaje más sencillo para que pueda entenderlo…

Cuando tenemos seguidores en redes sociales debemos entender que cada uno piensa de forma diferente y tienen gustos diferentes. En ocasione te seguirán más mujeres que hombres, y deberás saber cómo expresar tus ideas a cada uno de ellos de la manera más agradable posible.

Para conocer a tu audiencia y definir cuál será tu tu manera de expresarte, usa las herramientas que cada red te ofrece para analizar a tu audiencia y saber sus edades, las horas en las que se conectan, de dónde son y sus intereses.

  • Organiza las ideas

Ya tienes la información necesaria para saber qué es lo que hace falta, así que es el mejor momento para desatar una lluvia de ideas de lo que quieres hacer con la marca en las redes.

Luego evalúa cada idea y somételas la prueba de las dos preguntas: “¿Qué beneficio me dará si lo hago?”, y en caso de que sea algo muy original, entonces pregúntate “Si hay miles de marcas que ofrecen lo mismo que yo en el mercado, ¿por qué a ellos no se les ha ocurrido esto?”.

La respuesta a estas dos preguntas te dirá si vale la pena o no ejecutar cada idea y te ayudará a planificar la agenda de publicaciones y el contenido.

  • Piensa en un arquetipo

Llegado este punto ya conoces la marca, tienes una meta trazada, conoces las ventajas y desventajas frente a tu competencia, definiste las ideas base de tu estrategia y sabes a quién te diriges. Ahora te toca pensar en cómo vas a expresar todo lo que planificaste.

Un arquetipo es un prototipo que de alguna manera humaniza a la marca y te da una idea de cómo debe expresarse, cómo debe lucir, qué le gusta hacer, cuál es su pasión, cuál es su profesión, cómo habla, quiénes son sus amigos, entre otras características que te ayudarán a ver cada cuenta como un personaje que interactúa con los seguidores y no como un robot sin sentimientos ni emociones.

Definir el arquetipo es fundamental para comenzar a ejecutar tu estrategia. No comiences hasta que tengas uno.

Esta no es una fórmula exacta de cómo hacer una Estrategia Social Media, pero es una idea que estamos probando y nos está yendo bien, por eso la compartimos contigo.

Si se te ocurre algún paso extra puedes escribirnos y compartiremos tus ideas. Mientras tanto, te animamos a experimentar con esta.

Comparte con tus amigos si te gustó
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete al canal de Youtube
Suscríbete al Blog

También te puede interesar...

¿Cómo podemos ayudarte?

Cuentanos un poco acerca de lo que necesitas y te responderemos a la brevedad